Preparación de torta helada de manera sencilla

Preparación de torta helada de manera sencilla

Una receta deliciosa que puedes preparar para compartir con tus seres queridos en cualquier ocasión puede ser la torta helada. Este será un delicioso postre ideal por su gran consistencia y combinación de sabores y texturas.

Aunque suele ser un poco complicado de realizar, por el tiempo que hay que invertir en su preparación, es una satisfacción hacer este delicioso postre. En este artículo te daremos una preparación de torta helada de manera sencilla para que puedas sorprender a todos tus seres queridos.

La torta helada requiere de todo un día de preparación, ya que se necesita refrigerar cada una de sus partes antes de la presentación final. También se puede aclarar que una parte del bizcochuelo es sumamente necesario elaborar en la noche anterior para usarla al día siguiente en el armado.

Preparación de torta helada de manera sencilla para la ocasión.

En el bizcochuelo, necesitamos huevos, azúcar refinada y harina preparada.

Ubicamos un molde grande para armar la torta helada, luego en este mismo molde horneas el bizcochuelo.

  1. Realizamos la preparación batiendo los huevos hasta que forme picos junto con la azúcar poco a poco.
  2. Después agregar la harina, enmantequillar el molde y llevarlo al horno a 180°C entre 20 y 30 minutos hasta que quede dorado.
  3. Dejarlo enfriar para desmoldarlo y cortarlo en partes iguales, hay que retirar la corteza del bizcochuelo y tenerlo listo en una fuente para el armado.
  4. Los ingredientes de la torta son fresas frescas y limpias, gelatina de fresa, colapez, agua caliente, leche evaporada (helada) y lata de duraznos al jugo.
  5. Hay que disolver las hojas de colapez en agua hirviendo y dejarlo enfriar, para luego en otro bowl disolver la gelatina en agua hirviendo.
  6. Luego que todo este disuelto correctamente agregar agua hervida totalmente fría.
  7. Enseguida hay que aceitar ligeramente todo el molde donde se realizó el bizcochuelo y vaciar la gelatina y guardarla en el refrigerador de manera recta.
  8. Se bate la leche evaporada helada aparte, preferiblemente con batidora, hasta doblar su volumen se le agrega la gelatina restante y el colapez en forma de hilo.
  9. Cuando cuaje la gelatina del molde, sacarlo de la congeladora y colocarle los duraznos partidos en tajadas pequeñas, ordenándolos a nuestro gusto.
  10. Luego hay que agregarle una capa de leche con fresa y guardarlo en la refrigeradora hasta endurecerse.
  11. Colocar la primera capa del bizcochuelo en el centro del molde, cubrirlo con la gelatina batida, picar después las fresas, colocar sobre la gelatina y congelarlo.
  12. Colocar la segunda capa de bizcochuelo y cubrirlo con el almibar de los duraznos, terminar cubriendo con la gelatina restante y congelarlo.

Hay que desmoldarlo pasándole agua caliente a las paredes externas del molde y luego voltearlo sobre la fuente que vamos a servir.

Esta preparación de torta helada de manera sencilla te puede ser de ayuda para preparar este delicioso postre.